BIENVENIDOS AL HOTEL AROMAR

BIENVENIDOS AL HOTEL AROMAR

El Hotel Aromar es un hotel de cuatro estrellas situado frente al mar, en el paseo marítimo de la Playa Grande  del municipio de Playa de Aro, una de las playas mejor valoradas de la Costa Brava.

Con más de 50 años de experiencia en atención al cliente, el hotel dispone de 154 habitaciones equipadas con todas las comodidades, salida al exterior con terraza y unas inmejorables vistas al mar. Además, cuenta con apartamentos propios, también situados en primera línea de mar.

El hotel dispone de una piscina exterior, terraza, salas de reuniones y su propio restaurante, El Bufet de l'Aromar, con una oferta gastronómica que apuesta por los productos locales.

Gracias a la ubicación del hotel, en el municipio de Platja d'Aro, puede complementar la estancia con una amplia oferta comercial, de ocio, actividades deportivas, culturales y convenciones de las más completas de la Costa Brava.
COSTA BRAVA

COSTA BRAVA

La Costa Brava está considerada internacionalmente como una de las regiones más bellas de España. Ofrece una plenitud de playas de arena dorada, aguas transparentes y acantilados escarpados que acaban en el mar.

También tiene algunos de los pueblos con más encanto de toda España como Cadaqués o Calella de Palafrugell. Para los aficionados al deporte, la Costa Brava ofrece un abanico de oportunidades desde submarinismo hasta vuelos en globo, vela y cicloturismo. Es un destino ideal para los amantes del golf, con 10 campos en los alrededores, el más cercano a tan solo 7 km. 

En el interior de la Costa Brava, en el Empordà, se pueden visitar pueblos medievales como Pals o Peratallada.

El tiempo en la Costa Brava es ideal todo el año, con inviernos cortos y suaves y veranos largos con temperaturas ideales para unas vacaciones en la playa.

 
PLAYA DE ARO

PLAYA DE ARO

Playa de Aro está situado en el corazón de la Costa Brava, un lugar mágico e inolvidable para visitar. Originalmente fue un pequeño poblado de pescadores con una playa de 2 km en el camino entre Palamós en Sant Feliu de Guíxols. Hoy en día es un popular destino de playa para disfrutar de una multitud de calas escondidas de arena fina, vistas espectaculares y agua cristalina.